Símbolos institucionales del colegio

 

Oración de las Mañanas

Buenos días, mi Dios, te quiero saludar y decirte que te amo porque ya aprendí a amar, te ofrezco el nuevo día que voy a comenzar, ayúdame a ser bueno y a amarte mucho más. Que todo mi trabajo lo haga por Ti, Señor, y así sea mi vida, ofrenda de amor. Amén

 

Monograma

El monograma, está formado por las letras iníciales del nombre de la institución, enlazadas, conforman el monograma del Colegio de Nuestra Señora de la Gracia.

 

 

Lema

“Armonía Plena” expresa el equilibrio armónico de las facultades espirituales, morales, personales, intelectuales, sociales y físicas presentes en cada uno de los integrantes de la comunidad educativa Colgracia.

 

La Bandera

fue creada en 1967. Está formada por tres franjas, una blanca en el centro y dos azules, una en cada lado. El color blanco simboliza la paz, el azul representa el amor al trabajo, la justicia y los principios morales, que unidos armónicamente constituyen los pilares de la Comunidad Educativa Nuestra Señora de la Gracia.

 

 

 

 El Escudo 

surgió en una de las clases de geometría que dictaba la Señora Aída Abadía de Gálvez a las estudiantes de primera promoción, y con quienes trataba el tema de “División de un segmento en Media y Extrema Razón”. Tomaron la Institución “Colegio Nuestra Señora de la Gracia” como la longitud total del segmento, al personal docente y administrativo como mayor parte de la sección Aurea y el estudiantado como la parte menor para lograr así “La Armonía Plena” que constituye una de las metas principales del Colegio.

 

 

Nuestro Himno

Noble canto de gloria entonemos, y con ritmo de acento marcial, nuestras voces alegres alcemos salve claustro de amor y de paz.

Desde el cielo la gracia divina amoroso derrame el Señor, la esperanza y la fe cristalina ofrendemos nosotros a Dios.
Nuestro claustro de ciencia tesoro tiene un nombre de gracia sin par y en armónica línea de oro la virtud es blasón ideal.

A la patria entonemos un canto que amenice la diaria labor y que diga cuan grande, cuan santo es por ella también nuestro amor.

Noble canto de gloria entonemos,
y con ritmo de acento marcial, nuestras voces alegres alcemos salve claustro de amor y de paz.
Desde el cielo la gracia divina amoroso derrame el Señor, la esperanza y la fe cristalina ofrendemos nosotros a Dios.
Nuestro claustro de ciencia tesoro tiene un nombre de gracia sin par y en armónica línea de oro la virtud es blasón ideal.
A la patria entonemos un canto que amenice la diaria labor y que diga cuan grande, cuan santo es por ella también nuestro amor.